EL SITIO DEL BAUTISMO EN JORDANIA


Trazando los Pasos de Jesús: El Bautismo en el Río Jordán

¿Puedo bautizarme donde Jesucristo fue bautizado en Jordania?

La respuesta a esta pregunta es: sí, y el lugar del bautismo de Jesucristo en el río Jordán no se parece a ningún otro lugar de la Tierra. Si deseas seguir los pasos de Jesús, puedes ser bautizado en el mismo lugar que Él.   Cuando Jesucristo tenía unos 30 años, visitó a Juan el Bautista en el río Jordán seis meses después de que Juan comenzara a predicar. Jesús le pidió a Juan que lo bautizara; sin embargo, Juan lo rechazó y dijo: "Yo soy el que necesita ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?" (Mateo 3:14). Juan sabía que Jesús era el Hijo especial de Dios. También entendió que el bautismo que realiza es para aquellos que se arrepienten de sus pecados, pero Jesús no tenía ningún pecado. A pesar de la objeción de Juan, Jesús insistió y dijo: “Que sea esta vez, porque así nos conviene llevar a cabo todo lo que es justo” (Mateo 3:15). La Santa Biblia nos dice: “Tan pronto como Jesús fue bautizado, subió del agua. En ese momento, el cielo se abrió y vio al Espíritu de Dios descender como una paloma y posarse sobre él. Y una voz del cielo dijo: “Este es mi Hijo, a quien amo; en él me complazco” (Mateo 3:16-17). Este momento fue ciertamente mágico para quienes se reunieron en el río Jordán ese día. Uno de los atributos más especiales que encontrarás en tu viaje a Jordania es que alberga milagros bíblicos como el bautismo de Jesús. Betania más allá del Jordán, el lugar del bautismo en Jordania de Jesucristo, se encuentra en la orilla oriental del río Jordán, y es uno de los lugares de bautismo y destinos de peregrinación con mayor atractivo en el mundo. Los cuatro escritores de los evangelios mencionan el bautismo en Jordania de Jesús, pero solo Juan especifica su ubicación como "Betania al otro lado del Jordán". Juan 1:26-28 dice: “Yo bautizo con agua”, respondió Juan, “pero entre ustedes está uno que no conocen. Él es el que viene después de mí, cuyas sandalias no soy digno de desatar. Todo esto sucedió en Betania, al otro lado del Jordán, donde Juan estaba bautizando". Hoy, Betania más allá del Jordán es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO que da la bienvenida a peregrinos de todo el mundo. El sitio consta de dos áreas distintas: Tell al-Kharrar, también conocido como Jabal Mar-Elias (Elijah's Hill) y la ubicación de las iglesias de San Juan Bautista. El Sitio del Bautismo en Jordania sigue siendo un lugar de inmensa importancia religiosa para la mayoría de las denominaciones de la fe cristiana que lo han aceptado como el lugar donde Jesús fue bautizado por Juan el Bautista.   El sitio donde Juan bautizó a Jesús en el río Jordán se convirtió en un importante lugar de peregrinaje desde el siglo IV d.C. Alentó a generaciones de peregrinos, monjes, ermitaños y sacerdotes a residir y visitar el lugar, y dejar testimonios no solo de sus actividades religiosas, sino también de sus devociones. Además, los que estaban enfermos o discapacitados visitaban Jordania con fines curativos, como relató Jacinto el presbítero a fines del siglo XI: “En la fiesta de la Epifanía, los lisiados y los enfermos vienen y, usando la cuerda para estabilizarse, bajan a sumergirse en el agua: aquí también vienen las mujeres estériles”. Hasta el día de hoy, las personas continúan visitando el mismo sitio con fines de curación física y espiritual. El río Jordán juega un papel importante en el Antiguo Testamento como la frontera de la tierra que Dios da a los israelitas. Asimismo, en el Nuevo Testamento, el bautismo de Jesús por Juan forma un momento fundamental en la vida de Jesús y marca un evento definitorio en la Iglesia de Cristo. También alteró el estado espiritual del agua del río Jordán. Fue visto como el arquetípico "río de la vida", así como el sitio de una manifestación divina de Dios, porque así como el agua había sido el elemento básico que fue testigo de la creación de Dios, el río Jordán fue testigo del comienzo de los Evangelios. Justo antes de que Jesús ascendiera al cielo, les dio a sus discípulos las órdenes de marcha, que fueron sus últimas palabras para ellos. “Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado a ustedes. Y he aquí, estoy con vosotros siempre hasta el fin de los tiempos” (Mateo 28:19-20). Dado que el bautismo es un símbolo de la gracia de Dios y una forma de jurar lealtad públicamente a Él, Jesús lo ordena para Sus discípulos. Por lo tanto, si estás ansioso por seguir los deseos de Jesús para sus creyentes, deberías considerar la posibilidad de bautizarte en el río Jordán.   El bautismo en Jordania es un ritual religioso que ha marcado la respuesta de las personas a Jesús durante 2,000 años. En el Nuevo Testamento, cada vez que alguien comenzaba a seguir el camino de Jesús, se bautizaba. En el cristianismo, el bautismo no pretende ser una experiencia privada. Aunque cuando las personas reclaman a Jesús como su Salvador personal, es una experiencia intensamente privada, una vez que ingresan a la familia de Dios, se convierte en un asunto público. Ustedes son parte de la Iglesia, el Cuerpo de Cristo, hermanos y hermanas emparentados en la familia de Dios. Casi todo lo de importancia espiritual que te sucede después de tu salvación ocurre en conexión con tu familia, la familia extendida de Dios, incluido el bautismo. El bautismo es una ordenanza de la Iglesia de Jesucristo. En la Iglesia primitiva, seguir al Señor en las aguas del bautismo era el pronunciamiento oficial y público de que una persona era un creyente en Cristo y parte del movimiento cristiano. Cuando las personas eligen ser bautizadas, están diciendo: “No soy solo un ‘llanero solitario’ de Cristo. Soy parte de la familia de Dios". Se unen a una familia de compromiso mutuo, amor y parentesco entre sí. Si bien el bautismo se puede realizar en cualquier parte del mundo, ser bautizado durante tus vacaciones en Jordania es como ninguna otra experiencia.  
| Consejos rápidos para bautizarte durante tu visita a Jordania:

• Planifica y reserva tu evento a través de este enlace.

• Si un sacerdote / pastor no te acompaña al sitio del bautismo, puedes reservar uno a través de este enlace.

• Trae ropa extra para cambiarte después del Bautismo, hay un vestidor, y también puedes alquilar una bata en el Sitio para la ceremonia del Bautismo en Jordania.

• Puedes comprar aceite de la Iglesia en el Sitio del Bautismo y usarlo durante la Ceremonia.

• Si deseas vivir la experiencia del bautismo en Jordania, visita www.baptismsite.com y www.holyjordan.com para obtener más información.

  No dejes pasar esta oportunidad, vive una experiencia como ninguna otra durante tu viaje a Jordania.   ¿Quieres saber más acerca de los sitios sagrados en Jordania? Consulta nuestra Guía Religiosa.  
Aún hay mucho por descubrir de Jordania.
Únete a la comunidad de amigos del Reino Hachemita
y recibe información antes que nadie

QUEREMOS SABER DE TI

En Jordania nos preparamos día con dia para recibirte y esperamos con emoción tu visita, tus respuestas son muy importantes para nosotros.

NEWSLETTER

REGÍSTRATE AHORA PARA RECIBIR INFORMACIÓN DE JORDANIA

viaja a jordania

Descubre la mejor experiencia y planea tu próxima aventura

compartir

jordania